Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Puede encontrar más información en nuestra Política de cookies.
Aceptar
El sistema de envasado bag in box surgió hace más de 50 años en Estados Unidos y más tarde fue desarrollado en Australia. Consiste fundamentalmente en colocar un producto líquido dentro de una bolsa cerrada con una válvula para su dosificación, y dicha bolsa se introduce dentro de una caja cerrada. La principal característica del envase bag in box es que permite conservar el producto envasado con todos sus atributos de calidad ya que la bolsa se contrae a medida que se vacía, impidiendo de esta manera el contacto del producto con el aire. Además aísla y protege el producto envasado de la luz que también puede alterarlo.

Características técnicas principales.

El envase bag in box se compone de tres elementos:
· Bolsa:La bolsa, cerrada y hermética, tiene por finalidad contener y proteger al producto hasta el momento de su uso. Al estar constituida con material flexible, la bolsa reduce su tamaño a medida que el envase se vacía, evitando así el contacto del producto con el aire.
· Válvula de descarga (Grifo)La válvula permite el vaciado de la bolsa. Estas válvulas se encuentran en el interior de la caja hasta la primera utilización,de modo que no pueden ser accionadas de manera accidental, ni sufrir daños durante el transporte o almacenamiento.
· Caja contenedora: La caja tiene como función contener y proteger la bolsa y la válvula. Los materiales empleados son cartón ondulado o micro ondulado, ya que se trata de materiales fuertes, ligeros y estables.


Óptimo diseño para el almacenaje y transporte.
El Bag in Box está ideado para aprovechar el espacio al máximo. El producto ocupa más del 97% del área total del envase y éste a su vez está diseñado para que se puedan apilar sin dejar espacios de aire entre.
Ventajas del bag in box :
- Almacenamiento sencillo y económico por el espacio reducido que ocupan los envases.
- Peso y volumen reducidos, en comparación con otros materiales de envase como el vidrio, PET.
- Larga duración del contenido. No permite la entrada de aire al vaciar, por lo que se puede almacenar una vez abierto.
- Sistema económico
- Menor volumen de desechos: Disminuye el impacto ambiental.
- Máxima higiene: envases de un solo uso.
- Seguros: envases a prueba de golpes.
- Cómodos y versátiles: múltiples tamaños y formatos para cada aplicación.
 
Ecológico.
Sin duda el Bag in Box es uno de los sistemas de envasado más ecológicos del mercado. Fácil de reciclar y con una huella de carbono más favorable que otros envases alternativos.
Perfecta conservación. Es el único envase del mercado preserva su contenido durante más de seis semanas después de su apertura al mantener dicho contenido al abrigo de la luz y del aire. Evitando así la oxidación y conservando las características organolépticas del producto envasado de la primera a la última copa.
· Menor coste de Embalaje
· Menor coste de Transporte.
· Menor coste de Almacenaje.
· Transporte y logística convencional.
· Mayor duración del producto.
· Mas Higiénico (un solo uso).




Facebook Twitter Google+ Youtube
Oficinas centrales
Avinguda de Reus, 70
43300 Mont-roig del Camp, Tarragona
info@fontdalt.com · 977838134